Archive for the ‘Negocios’ Category

Tengo cámara

octubre 16, 2010

Si fotógrafo es todo aquel que tiene una cámara entonces ya soy fotógrafo.

Si lo es quien toma fotos, entonces ya soy fotógrafo.

Pero como soy autocrítico, diré que ni por asomo soy un Renzo Babilonia o un Ricardo Choy o un Garay o un Fefe que, entre muchas otras cosas, son fotógrafos.

El mundo de la fotografía, que según Oscar Lora es como dibujar con luces, resulta francamente apasionante para todo aquel a quien le deslumbre el mundo y no tenga problema en compartir lo que mira.

Además de los muchos tutoriales que existen en Internet (las dos imágenes de arriba corresponden a PhotonHead, que es un muy buen tutorial), para mí, que intento seguir la industria de las tecnologías y las comunicaciones, cuando menos debo anotar mis dos primeras ocurrencias en base a esta experiencia de tomar fotos:

1. Tomar fotos es un proceso social.  Es bien jodido fotografiar a extraños. Yo no me atrevo. Por otro lado, es indescriptible la sensación que se siente cuando alguien conocido publica como foto de su perfil en alguna red social la toma que le hiciste. No interesa si aparece tu crédito o no; la evidencia de que le gustó algo que hiciste es insuperable.

2. Tomar fotos es, a la vez, algo íntimo. Pese a las pantallas grandes en cámara que reemplazan los visores, el punto de vista del fotógrafo es sólo del fotógrafo hasta que él decisa compartirlo. Según Renzo, se puede conocer algo de la personalidad del fotógrafo a través de su trabajo. Y si el arte se define en cómo se plasma el espíritu humano sobre las cosas (en este caso, el espíritu del fotógrafo sobre una pantalla o un papel) entonces se explica que fotografiar es un arte.

3. Adobe nos está metiendo el dedo. Sé que suena vulgar pero Photoshop, de momento, me sabe a Kodak. Su giro de negocio (edición de imágenes) se basa en la venta de un software complejo y estúpido: Los usuarios deben aprender a usarlo cuando es el propio fabricante quien hoy por hoy debe comprender el modo natural cómo interactúan los usuarios.

Sobre este último punto, propongo un ejemplo:

TiltShift es el nombre de un efecto que me gusta. Consiste en difuminar partes de una foto para dar la sensación de que lo fotografiado luzca como un juguete. Seguro hay más de una manera de hacerlo en Photoshop (y tutoriales) pero implican, o la compra del software (renuncio a algo de dinero) o descarga (renuncio a algo de bits)

TiltShift Generator es una aplicación gratuita y on line (jaque) que hace lo mismo. Aún estamos en los primeros años de internet y sospecho esta será la tendencia: aplicaciones que hagan lo mismo que las especializadas, sin que nos quiten dinero ni espacio, financiadas por una publicidad que, en vez de ser entrometida, actúa como mecenas de talento, redefiniendo el concepto de auspicio y demostrando en la práctica aquello que se queda en los anuarios bajo el capítulo de “responsabilidad social” .

Mmm, quizá me equivoque, pero el hecho que mi cámara haya venido con un CD para “editar fotos” me hace pensar que la industra del software camina más rápido de lo que nuestra internet, todavía lenta, nos permite ver.

 

 

Anuncios

Lo que no sabes que se sabe de ti

septiembre 11, 2010

El WSJ publicó hace unos días What They Know, un interactivo que (es fácil adivinarlo) recoge datos que, muchas veces sin saberlo, los usuarios entregan al visitar determinadas páginas.

La teoría dice que es posible que, tras visitar la web de una empresa, ésta puede saber que vivo en Marte, que me interesan los autos solares, que me conecto a Internet 16 hrs al día, què compro por Internet, etc.

La prueba más evidente es que cuando vemos un video en Youtube o buscamos libros en Amazon, éstas páginas “nos sugerirán” canciones o libros relacionados con nuestro criterio de búsqueda. Y es aquí donde empieza el dilema

Todo lo que las empresas saben de nosotros ha sido puesto por nosotros (voluntariamente) por la gente con quienes nos relacionamos (cuando nos etiquetan) o por terceros que no tienen nada qué hacer y suben bases de datos (espero sean la minorìa de las veces)

La lógica me dice que solo tenemos dominio del primer caso. Para el segundo, ya medirán ustedes el miedo que produce una ex furiosa con tus peores fotos en su celular. Y es que hay tres actores vinculados en este tema: por un lado, nosotros, nuestros conocidos o alguien que quiera publicar nuestra información sin permiso y, por otro lado, las empresas o esos desconocidos que capturan la información

Una web puede ser más inteligente (o estúpida) en la medida que sepa qué hacer con la información nuestra (por ejemplo, sugerir) y, este mi punto, tiene todo el derecho a hacerlo, si antes cumple con el deber de decir claramente que lo hará. El problema es que ni el Estado lo dice claramente por, ya me dirán, publicar información no es lo mismo que darla a conocer. Las veces que buscamos cosas en las páginas de instituciones públicas, que seguro “están”, pero escondidas en un mar de información, podría considerarse como otra forma de ocultar información.

La defensa de las empresas que usan información que les damos puede ser el famoso “te lo advertimos” o “usted aceptó las condiciones” pero no nos engañemos. Si esas condiciones se presentaran de un modo tan claro como los avisos publicitarios, otro sería el cantar.

La guerra de los dioses (de la web)

enero 23, 2010

Si me pidieran imaginar a las cuatro marcas más poderosas, hoy por hoy, en el rubro de tecnología, simplemente diría que no puedo.

Pero el New York Times pudo, y en su post A big picture look at Google, Microsoft, Apple and Yahoo, se animó por una comparativa entre estos mounstruos de la web.

Lo entretenido del asunto es que el cuadro generado consigue dibujar, de modo claro, la respuesta a una pregunta muy muy compleja: ¿En qué giro de negocio está cada quien?

A estas alturas, me asalta una duda: Si tuviera que invertir en acciones (muchas acciones) en una de estas cuatro compañías, ¿dónde invertiría?

Al margen de mi respuesta (o quizá por ella misma), se me ocurre agregar otras cuatro firmas de cuyas acciones debemos estar atentos: Nokia, Sony (incluyo PlayStation y Sony Ericsson), Amazon (sí. la tienda que vendía libros on line y ahora fabriza ebooks) y Facebook

enero 23, 2010

Video: Alquiler de películas en Youtube (aprovechando el festival de Cine Independiente, para no quemarse)