La tara del mail corporativo

by

Admitámoslo. Vivimos en los primeros años de Internet.

Eso quiere decir que en unos años, nuestra imagen de vanguardia se parecerá a la de los primeros años de la aviación, llena de lo que hoy consideramos gente temeraria. O ridícula.

Reconozcámoslo: Parte del ridículo es creer que nuestros servicios de información son mejores que los provistos por empresas especializadas. Un ejemplo: el mail.

Según el video, desde 2009, el Boston College (video) dejó de crear cuentas de correo a sus alumnos. ¿Por qué?

La poca experiencia con los servicios de correo corporativo que he manejado (sector público y privado) ha sido, para decirlo suave, triste:

  • Interfase obsoleta (propiedad de Microsoft)
  • Spam
  • Obligación de borrar mails,
  • Imposibilidad de acceso a otros no borrados,
  • Sistemas que colapsan,
  • Evolución lentísima del software (diría que no llega a ser anual)
  • Ayuda limitada a horario de oficina.

El mail corporativo significa, hoy para mi, que una persona trabaja en una empresa (o que la empresa es lenta para borrar la cuenta de sus ex trabajadores, o que es lenta para crear nuevas cuentas) Nada más.

Hoy, considero casi tan equivalente un @mitrabajo como un @hotmail (desde mi punto de vista, el peor de los llamados mail de proveedores externos de correo y que coincide en fabricante)

Yo creo que las empresas debería dejarse de cosas (desahuevarse) y admitir que hay otras empresas más especializadas en el rubro (como manejo de mail)

Ya lo han hecho con Facebook (aunque no me extraña que alguna ambicione su propia red social) pero aún se conserva la tara del mail que fue de las primeras taras (no sucede lo mismo que Facebook o Twitter, y espero no pase igual con los blogs)

¿Se imaginan si hubiera dependido de alguien de sistemas de cualquier empresa donde trabajé para publicar este blog? Probablemente, al 2006 ya no tenía blog. ¿Se imaginan si lo hubiera hecho con Universia? Tampoco tendría blog. Trabajo con WordPress, de la pequeña Automatic. ¿Y saben qué es lo más sorpedente? Funciona

Lo mismo para el mail: Hace años no borro un mail de GMail. Funciona!

Nos asustan con que llegará el día negro y de pronto no podamos acceder a los servicios gratuitos con los que contamos. Les digo una cosa: todos los males de esas amenazas se cumplen hoy, cuando obligamos a la gente a usar servicios que no funcionan, por el mismo hecho de ser nosotros quienes los creamos.

2 comentarios to “La tara del mail corporativo”

  1. Juan Carlos Says:

    Buenísimo el post. Yo por ejemplo, derivo toda mi bandeja de correo corporativo a Gmail y soy feliz.

  2. Whatever happened to my Interwebs? | El blog de Oscar Gallo Says:

    […] grandes espacios de almacenamiento, aplicaciones, comunidades, etc. Es cada vez menos frecuente y mucho menos deseable tener un correo corporativo, limitado y con interfaces desactualizadas. Las empresas deberían optimizarlos o dejar de destinar […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: