Del Yo Googleo al Nosotros Conversamos

by

Hubo un tiempo en que los hombres sólo vivían para buscar alimento. Voy más lejos: La caza no era su alimento y su vestido. Era su vida. Entonces, nada ni nadie cuestionaba su existencia trotamunda. Y es que a duras penas si sabía hablar.

Hasta que alguien descubrió la agricultura y, con ella, la posibilidad de “quedarse” y construir, por primera vez, un hogar.

Ahora sí tenía voz -y auditorio- como para cuestionarse su existencia. Porque además de ser un “yo” que come, también era un nosotros que compartía.

No tardó en encontrar amigos, buenos vecinos, semejantes con capacidad de pensar, querer, extrañar. Encontró universidades enteras… aunque también night clubs.

Por desgracia, hasta el más civilizado de los cavernícolas digitales llora cuando le recuerdan que hay una familia, que hay que darles un tiempo, un espacio, que hay necesidad del contacto con los sentidos porque la vida misma no se limita a lo digital…

*****

Hubo un tiempo lejano, de artesanos, donde vivir en el taller y trabajar en casa era lo mismo. Donde se era maestro cuando se enseñaba el oficio a los hijos y a los amigos de los hijos. Donde verlos crecer no estaba reñido con eso que llaman competitividad profesional. Donde la palabra conversación no estaba restringida a los fines de semana. Yo blogueo porque estoy seguro que algún día volverá a ser así.

Anuncios

3 comentarios to “Del Yo Googleo al Nosotros Conversamos”

  1. Juliana Says:

    Hola Giovanni!
    Por supuesto que entiendo cuando alguien me dice guglea eso, es más, lo uso todos los días. Puede ser un salvajismo pero es la manera en la que la cotidianidad modifica el lenguaje. Yo posteo, tú posteas, él postea…. Jajajaja Total que en algún momento iba a esctibir sobre esto y quizás lo haga pero me alegra que tú lo hayas hecho, además con ese título justamente (excelente).
    Gracias por tu reflexión, que me dio pie a otras reflexiones. Por supuesto que la lectura, la calidad de lo que leemos, los abrevaderos de los que saciamos nuestra sed intelectual son fundamentales para una escritura interesante, profunda, enriquecedora. eso es, fundamentalmente, lo que nos motiva; el tiempo, las obligaciones “reales”, sin embargo, no nos permiten a veces una larga escritura.
    Me gusta lo que dices de bloguear y las conversaciones de fin de semana. Cuando encuentro gente con la cual dialogar, como tú, sabiendo que se me comprende, que hay resonancia, sé que vale la pena este conversar. Gracias, de nuevo, por pasar.

    Saludos

  2. Giovanni Lamarca Says:

    Un honor! Solo agregar que la lecturas de contenidos equivalen a algo as{i como la alimentación balanceada. Un grill, parrillada, BBQ puede caernos bien, pero -y aunque no me guste mucho- también debo aguantarme las verduras jejeje

  3. mameri Says:

    interesantísima reflexión, me ha dejado pensando una serie de cosas, y con su permiso, me voy a googlear

  4. Giovanni Lamarca Says:

    Jajaja. Pero no vayas a Gooooglear mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: