Experiencia impresa

by

Ayer domingo tomé mi periódico (sección deportes) y me fui a un café. Quería leerlo como lo hacen los señores mayores del lugar: sin el apuro del día de semana y con las neuronas despiertas por la cafeína. (incluye tabaco).

Todo iba bien con las notas, las fotos y la estadística, hasta que, de pronto, tuve la necesidad de leer el fixture. Y aunque ya se había publicado el viernes, tuve la esperanza de encontrarlo.

Lo busqué desesperadamente, como quien le pide a una página web una información pasada. Es decir, le exigí a un medio de papel una información vieja, ya publicada, de archivo, de "link".

Finalmente el fixture apareció (dentro de un encarte publicitario, pagado, externo al contenido editorial), pero con él, también mi duda: Si yo, de casi 30 años, le pedí eso a la edición impresa del domingo; ¿qué no le estarán exigiendo las nuevas generaciones de la arroba, el chat, la videoconferencia y en juego en red?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: